Mensaje inauguración Seminario de la Reforma Político Electoral

Muchas gracias, qué gusto que estén aquí, qué concurrido está este seminario, felicito a los organizadores, Eduardo Aguilar, la Fundación, las Fundaciones, pero sobre todo ustedes, por este interés, por estar hoy aquí, por el entender lo importante del momento que estamos viviendo en México, por entender y aquilatar la trascendencia de la Reforma Política.

“Es la democracia estúpido”.

Bill Clinton en 1992 en su campaña, le pusieron: “Es la economía estúpido”, para que se enfocara en el principal problema de las familias, de los votantes.

Y en México a mi juicio el problema de los problemas aquí en nuestro país es un sistema político que no funciona de manera adecuada, que no resuelve los problemas, que no toma las decisiones, que no considera los criterios importantes, sino los intereses electorales de corto plazo de quienes quieren perpetuarse en el poder.

“Es la democracia estúpido”, la democratización de la economía.

Estamos impulsando reformas trascendentes, que van a detonar un mayor crecimiento económico, como la Reforma Energética, pero no nos interesa que este crecimiento quede en manos de unos cuantos, necesitamos democratizar los beneficios de esta reforma y que llegue a las mayorías.

“Es la democracia estúpido”, es el beneficiar y ampliar el sistema judicial para que no haya impunidad, para que no haya corrupción que sólo genera que unos cuantos que tienen acceso a las relaciones, al poder, tengan mejores tratos, mayores consideraciones e incluso perdones frente a la justicia.

Si nosotros vemos en México el nivel de impunidad nos podemos y nos debemos escandalizar: 95% de los delitos quedan impunes, necesitamos democratizar la justicia. “Es la democracia estúpido”, el combate a la desigualdad.

Hoy acaba de salir un reporte y México es el segundo país con mayor desigualdad en los países de la OCDE, democratizar la economía.

Hoy tenemos una economía en donde el decil de mayores ingresos representa 35 veces el ingreso del decil de menores ingresos, es una de las diferencias más amplias del mundo. Vamos a crecer pero vamos a crecer con inclusión.

Cuando tocamos el tema de reforma política corremos un riesgo muy grande, a la gente no le importa y hay toda una campaña de creer y hacer creer que la política no sirve para nada, que los políticos todos son unos corruptos y todos son iguales.

¿Y esta campaña a quién favorece?, al status quo, a la situación, lo que hace es que a la gente le puedan pedir, la que se levanta todos los días a trabajar, a la madre de familia que está preocupada por la educación de sus hijos se aleje de la política; y eso es veneno para la democracia.

Esto tenemos que cambiarlo, y es contracorriente, porque aquí la zona de confort es criticar a la política y a los políticos. Sin embargo, esta posición nos lleva a mantener el México de la injusticia, de la impunidad, de la desigualdad y la única manera de transformar esto es transformando el sistema político. “Es la democracia estúpido”.

Por eso cuando negociamos el Pacto por México, convencidos de su contenido, pusimos y lo hicimos un común denominador en todas las reformas.

Todas y cada una de las reformas del Pacto por México llevan ADN panista que consiste en combatir privilegios, combatir monopolios, abrir a la competencia, abrir a la democracia.

Ese es el hilo conductor, el ADN panista, la apuesta de futuro que va a permitir transformar, no mañana, no hay que engañar a nadie, los cambios de esta reforma van a tardar, van a costar, van a afectar intereses y van a dilatar, pero son buenas reformas y todas llevan este contenido.

Combatir monopolios, abrir a la competencia y democratizar a estos sectores, repásenlos cada uno.

Telecomunicaciones, combatir monopolios, abrir a la competencia y democratizar el sector.

Energía, abrir a la competencia, combatir monopolios y democratizar el sector.

Reforma Política, combatir a los monopolios, abrir a la competencia y democratizar al sector. “Es la democracia estúpido”, en el sentido más amplio, en pensar en los beneficios de las mayorías.

No nos interesa, insisto, una reforma Energética que sin duda va a ser una potente turbina de crecimiento de nuestro país si sólo llega a beneficiar a unos cuantos privilegiados.

Democratizar los beneficios de esta reforma, democratizar la justicia, combatir la desigualdad, la discriminación, la impunidad y la única herramienta que yo conozco para lograrlo es transformar el sistema político.

Este que esta desprestigiado, este que esta satanizado, estigmatizado, porque ahí es donde se perpetua y se reproduce el estado actual de las cosas, ese estado actual que no os satisface, que nos indigna o nos debiera indignar.

Hoy encuentras una fosa clandestina con 31 muertos, cadáveres recientes en Veracruz, en un Rancho el Diamante y ya no es nota, esto es cuando se ha logrado el propósito de que la ciudadanía se aleje de la política.

Se refugie en decir no puedo hacer nada, es un problema muy grande, yo ciudadano yo puedo cambiar eso. Por eso el desprestigio a la política, a los políticos y a los partidos.

Sin embargo, la paradoja es que ahí está la única herramienta, la única vía que yo conozco, la participación activa de los ciudadanos para exigirle a los gobernantes, para exigir transparencia de rendición de cuentas, esta reforma Política negociada en el Pacto por México lleva ese propósito. ¡Cuidémosla!

Yo pido perdón a los mexicanos por insistir a estas alturas del campeonato con reformas política y electorales cuando esa es una agenda que llevamos rumeando como sociedad desde hace más de 25 años.

Pero esto solamente refleja el grado de intereses que se oponen a que esto cambie y que hemos venido luchando, ganando terreno gradual, desde ese IFE de 1989 que se vuelve ciudadano y le arrancamos al gobierno la organización de las elecciones, hasta un Instituto Nacional Electoral que se haga cargo también de las elecciones de lo local, porque en lo local es donde está refugiado el autoritarismo, donde se perpetua la desigualdad, el fraude y la corrupción.

Donde se controla a los Congresos locales con mayorías artificiales para mantener la maquinaria de la impunidad, esa maquinaria que le da al gobernador del estado la posibilidad de designar a quienes van a ser los árbitros, esa maquinaria que le da al gobernador del estado la facultad de definir las reglas del juego, del terreno, los tiempos, los calendarios.

Esa maquinaria que le va a dar al gobernador del estado la aprobación de sus presupuestos y de sus endeudamientos irresponsables y esa maquinaria que al final le va a dar a ese gobernador la aprobación de sus cuentas públicas para decir que todo está legal bajo control.

Es ahí en los congresos locales donde debemos abrir a la pluralidad, a la democracia, al control de pesos y contrapesos de un sistema que funcione mejor y es ahí donde está orientada esta reforma política electoral.

Amigas y amigos, muchas gracias por su interés, son ustedes guerreros aliados de las causas más trascendentes para cambiar este partido, reformar nuestro sistema corrupto, porque tenemos una asignatura pendiente en México, una democracia plena, una democracia que llegue a todos los rincones y a todos los sectores.

Por eso yo felicito de nuevo a los organizadores, los felicito a ustedes y les pido que sigamos haciendo de este país el mejor país para nuestros hijos, reformando nuestro sistema político.

Muchas gracias.

20140621-092617-33977526.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s