Palabras a mis compañeros integrantes del Consejo Nacional del PAN en la sesión extraordinaria, en que se instalaron formalmente sus trabajos

 

Muy estimadas consejeras y consejeros nacionales, sean bienvenidos a esta Reunión Extraordinaria con la que arrancamos esta nueva etapa de nuestro partido; en la que, como siempre, estamos comprometidos a seguir continuando para modernizar y democratizar a México.

Aquí vamos a debatir y argumentar, aquí vamos a decidir y a construir estrategias, plataformas, posicionamientos que una vez procesados democráticamente todos defenderemos con una sola voz y con una sola voluntad.

Esta es nuestra primera sesión, de muchas en las que trabajaremos para darle contenido y materia a todos los cambios que hemos impulsado y para demostrar que el PAN es, por mucho, el mejor partido de México.

Estoy consciente, amigas y amigos, que existen opiniones diversas sobre las estrategias y sobre las decisiones que hemos tomado. Yo les digo que todas las opiniones son bienvenidas, pero también les digo que soy consciente que la militancia votó, que la militancia decidió y que la militancia confirmó su confianza en nosotros para seguir por este camino, para seguir por el camino ganador.

El PAN acaba de transitar una de las etapas más difíciles de su historia, la etapa que consistió en reponerse de una derrota mayúscula, la gran derrota del año 2012, en la que perdimos la Presidencia de la República después de haber gobernado durante 12 años.

Este trance puso en riesgo, como pone en riesgo a cualquier organización similar, el riesgo de caer en la zozobra, en la guerra fratricida, en el concurso de las culpas transitivas, en el fin de desmoronarnos y además sufrir de la derrota electoral tener también otra derrota: Nuestra derrota institucional.

Pero esto, amigas y amigos, no sucedió, y no lo hizo gracias a todas y a todos ustedes que pusieron por delante su amor al partido y su amor a México.

Muchas gracias a todas y a todos ustedes.

Lo que diferencia a los seres humanos y a las organizaciones no es si alguna vez caemos, si alguna vez tenemos una derrota o una pérdida, lo que nos distingue a unos de otros es la manera como reaccionamos, la forma como nos levantamos cuando llegamos a caer, con qué actitud, con qué resiliencia, con qué rapidez.

Y el PAN, amigas y amigos, sacó la casta, se levantó de inmediato echado para adelante, con la confianza de que debemos seguir fortaleciendo al PAN para seguir construyendo juntos el bien común.

Felicidades, amigas y amigos, juntos superamos este trance y hoy estamos fuertes, unidos, con la vista puesta en nuestro futuro.

Su resiliencia ha sido extraordinaria y a menos de dos años de esta dolorosa derrota hoy estamos de pie, hoy estamos de regreso, hoy tenemos mucho avanzado, pero también somos conscientes de que aún tenemos mucho por lograr.

Desde aquel triste momento, nuestros adversarios quisieron construir una narrativa que acabara con nuestro proyecto democrático, una narrativa que encontró eco y fue replicada en muchos medios de comunicación, las narrativas que tenían como propósito exacerbar nuestras debilidades y nuestros errores para sembrar la idea de que el PAN era, en síntesis, un acto fallido, que nuestros gobiernos habían sido un fracaso, que nuestro partido estaba a la deriva, sin rumbo dividido y hundido en la corrupción y en los apetitos individuales y de corto plazo.

Y una vez más los panistas demostramos de qué estamos hechos, demostramos que tenemos raíces, que tenemos la fortaleza de este gran árbol centenario, cuyo tronco es robusto para sostenerlo erguido, pero que sabe sortear los vientos de las tormentas con la flexibilidad de sus ramas y de su follaje.

Una vez más pudimos juntos remontar esta embestida y avanzar en tres frentes importantes: El frente interno, el frente de nuestra plataforma y programa y el frente electoral.

Reconocimos que hemos cometido errores y omisiones graves, pero que nuestra fuerza radica en nuestra doctrina y en nuestros principios.

Desde aquel primer momento en que asumimos el adverso resultado electoral de julio del 2012 decidimos aplicar un proceso de profunda evaluación y mejora de nuestro partido, y ahí tomamos la contra intuitiva decisión de depurar nuestro padrón.

En el momento más difícil le preguntamos a todos y cada uno de nuestros militantes: ¿Quiénes quieren refrendar su compromiso con el PAN?

Y todos ustedes dijeron: “Presentes, aquí estamos y vamos a sacar adelante al PAN.

Gracias por refrendar su apoyo al Partido Acción Nacional.

Así depuramos nuestro padrón y desde entonces somos conscientes de que esta es la pieza angular de nuestra democracia interna y por eso propondré el nombramiento de un responsable del Registro Nacional de Miembros, no que tenga una afinidad a mí, sino que sea afín al PAN, que sea un verdadero fiscal de hierro, incorruptible, que garantice el estricto apego a los procesos de afiliación para no permitir ninguna práctica que pervierta, como sucedió en el pasado.

Decidimos aplicar las conclusiones del proceso de evaluación y mejora de nuestro partido en una profunda reforma de nuestros estatutos y de nuestros reglamentos, con esta reforma modificamos las principales coordenadas y los principales mecanismos y criterios del funcionamiento interno de nuestro partido.

Y así quedó definido el PAN de esta nueva etapa, un PAN más democrático y menos cupular, un PAN más nacional y menos centralista, un PAN que empodera, como nunca, a las mujeres, un PAN que rechaza que haya panistas con privilegios. Nunca más panistas de primera, nunca más panistas de segunda, todos somos iguales, todos votamos y todos decidimos.

Un PAN más social y menos endogámico, más orientado a configurar su futuro que añorar su pasado, más deliberativo, visionario y capaz de definir el rumbo y la agenda nacional, y más comprometido con la agenda de la transición democrática, el combate a la desigualdad, a la injusticia y a la impunidad.

Con esta agenda tomamos la controvertida decisión de construir con otras fuerzas políticas una agenda de reformas estructurales dentro del Pacto por México, agenda que preservó un ADN panista porque impuso un gran común denominado a todas las reformas constitucionales.

Todas se basan en un principio de nuestra doctrina, el principio que promueve la competencia y la apertura, el principio que combate a los privilegios y a los monopolios. Estos conceptos salieron de nuestra doctrina y de nuestras plataformas, y hoy con orgullo decimos, que están en la Constitución Política de los Estados Unidos.

Hoy, amigas y amigos, este es un triunfo cultural gracias al trabajo de nuestras y nuestros diputados, y de nuestras y nuestros senadores.

Muchas gracias, señores legisladores.

Para culminar con esta tarea es importante estar comprometidos con defender el diseño que aprobamos en estas reformas constitucionales, a la hora de aprobar las leyes secundarias en materia de telecomunicaciones y en la materia de Reforma Energética.

Amigas y amigos:

La etapa de las campañas ya acabó. Hoy tenemos que trabajar por un fin superior. No podemos caer ni en falsos triunfalismos que sólo nos harían un partido autocomplaciente.

Tiendo la mano a todos quienes quieran construir juntos un PAN fuerte, responsable, comprometido y ganador.

Respetaré a quienes opten por mantenerse distantes, críticos. A quienes decidan buscar construir otras opciones dentro de nuestro partido, pero deberán hacerlo desde los espacios que obtengan en los procesos democráticos que el partido abre, cada vez en mayores lugares y en mayores espacios de decisión.

Podemos sentarnos y llegar a acuerdos con otras fuerzas políticas, con la misma manera que defendemos que toda pluralidad es una fortaleza y no una debilidad cuando se respetan a las instituciones.

Hoy estamos aquí reunidos para demostrar ejemplarmente a los demás partidos, a la opinión público y a todos los mexicanos, que la democracia es el mejor sistema de organización entre personas que saben, con dignidad, con libertad e igualdad, decidir institucionalmente.

Hoy estamos aquí para celebrar que nuestro proceso de elección acudieron 75 por ciento de todos los militantes de nuestro padrón para votar. Esta es la mejor demostración de nuestra fuerza y disciplina institucional.

Aquí no debe haber ganadores y perdedores, no podemos dejar que la ambición o la mezquindad nos nuble la visión de nuestros fundadores que sembraron hace casi 75 años: Una patria ordenada y generosa, y una vida mejor y más digna para todos.

Hoy no hay espacio para las difamaciones ni las calumnias que sólo dañan a nuestra institución.

Hoy es deber de todos construir el partido que vuelva a ser la opción para las mujeres y los jóvenes, y el referente general de las mejores propuestas y de la mejor visión de futuro.

Hoy es deber de todos construir el partido que genere las mayores oportunidades que los mexicanos siguen demandando.

Y por eso abriremos un gran debate nacional de cómo México debe crecer más, de cómo México debe crecer más, mejor y de una manera más incluyente, más democrática, con menos desigualdad.

Sabemos que todas las familias sufren la preocupación por la insuficiencia de sus ingresos, la falta de trabajos mejor pagados, la falta de un Estado de Derecho que combata la impunidad, una democracia que blinde a las elecciones de la restauración del autoritarismo y que blinde a los procesos de los abusos del poder y de la influencia de los recursos económicos.

Al construir las respuestas éstas, nos dedicaremos con todos nuestros recursos. Los ciudadanos de hoy valoran cada vez más a nuestro partido y a nuestros gobiernos.

Somos el mejor partido de México porque sabemos gobernar, sabemos llegar a acuerdos, sabemos competir y ganar electoralmente y sabemos oponernos con fuerza a cualquier indicio autoritario o a cualquier decisión que dañe a los ciudadanos.

En el 2013 fuimos el único partido que creció y lo hicimos de una manera importante, en los 14 estados donde hubo una elección pasamos de nueve a 12 millones y medio de población gobernada en estos municipios, creciendo un 35 por ciento.

Pero de nada nos sirve tener los mejores procesos electorales y los mejores candidatos si continuamos pensando que nuestros problemas internos se resuelven mejor dirimiéndolos en los medios de comunicación.

De nada nos sirve llegar al poder si no es para hacer gobiernos ejemplares, que en realidad sean referentes de honestidad, eficacia y compromiso con el bien común, más que con un bien particular.

Los invito a consolidar el camino ganador del PAN en el 2015, donde refrendemos y ganemos el Estado de Sonora, donde refrendemos y ganemos el Estado de Baja California Sur, donde recuperamos estados que ya hemos gobernando, como Nuevo León, como Querétaro, como San Luis Potosí y ganemos estados que hemos estado a punto de ganar como Colima, Campeche, Michoacán y seguir creciendo, como nunca, en Guerrero.

La victoria, amigas y amigos, empieza hoy, empieza con nuestro compromiso y nuestra confianza, con el compromiso de concordia que, como dijera, Carlos Castillo Peraza, es la unidad de los corazones.

La victoria empieza con la seguridad de que vamos por el mejor camino, porque es el camino que eligió la mayoría de nuestros militantes.

Que nadie tenga duda que este Consejo Nacional y su Presidente, seguiremos acompañando a todos los gobernadores y alcaldes emanados de nuestro partido sin distingo, confiados en que seguirán respondiendo como panistas, construyendo gobiernos democráticos, transparentes e incluyentes.

Desde aquí les decimos que cuenten con el respaldo del CEN a nuestro Gobernador Kiko Vega, de Baja California; a nuestro Gobernador Marcos Covarrubias, de Baja California Sur; a nuestro Gobernador Miguel Márquez, del Estado de Guanajuato; a nuestro Gobernador Rafael Moreno Valle, del Estado de Puebla, y a nuestro Gobernador Guillermo Padrés Elías, del Estado de Sonora. Cuenten todos con el respaldo de su partido, del Partido Acción Nacional.

Nuestra prioridad está en ganar el congreso y la mayor cantidad de alcaldías y gubernaturas el año que entra para que en el 2018 vuelva a ser un panista el que ocupe la Presidencia de la República

Hemos recuperado el rumbo y la fuerza. Los ciudadanos están atentos a nuestra acción y convocatoria, sabemos que lo hemos hecho antes, y sabemos que lo lograremos después. Sí se puede.

Muchas gracias.

#ConsejoPAN
Sesión Extraordinaria del Consejo Nacional del PAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s