Palabras del Presidente Nacional del PAN al Consejo Nacional

Marzo 2, 2012

Amigas y amigos consejeros:

Antes que nada, les agradezco por acudir a este llamado del Comité Ejecutivo Nacional de nuestro partido.

Estoy consciente, del esfuerzo que representa asistir a estas reuniones, pero estimo que la principal necesidad de nuestro partido en la actualidad es tener la capacidad de comprender de la mejor manera el momento que vivimos y actuar con precisión para no perder más tiempo del indispensable en reordenamientos internos y voltear una vez más a los ciudadanos que han confiado y confían en nosotros.

Nos hemos propuesto recuperar la capacidad democrática y deliberativa para la toma de las decisiones de nuestro partido como una de nuestras ventajas competitivas: por eso podemos señalar que hemos convocado en 10 sesiones a este Consejo Nacional, lo cual lo convierte en un record histórico que demuestra nuestra convicción democrática y deliberativa de el CEN que me honro en presidir.

Este Comité ha enfrentado el reto triple de

  1. Depurar nuestro padrón a través de la campaña del Refrendo y Actualización de Miembros,
  2. Revisar y proponer una Reforma de Estatutos; y,
  3. Re-impulsar la agenda programática de los ciudadanos.

El PAN, a lo largo de su historia, ha enfrentado diferentes retos en los diferentes ciclos que ha vivido.

En el inicio, ha sido un partido sembrador de democracia en los páramos del autoritarismo, enfocado a generar ciudadanía como oposición valiente, responsable y persistente.

Los mártires de la democracia y las campañas heroicas marcaron a una generación de panistas que se abrió paso entre el autoritarismo y la persecución para consolidar una institución política sólida dentro de un entorno adverso.

A esos panistas, que lucharon contra viento y marea desde 1939 y hasta 1989 les debemos todo; su idealismo, su generosidad y su visión son la base de nuestro partido; son la fuerza a la que acudimos cuando los tiempos son complicados para que “no nos amilane la adversidad y no nos doblegue el poder”, como bien decía Carlos Castillo Peraza.

En los años 80 tuvimos un nuevo ciclo:

Cuando la lucha democrática del PAN empiezó a abrirle importantes boquetes al autoritarismo priista y comenzamos a tener importantes victorias electorales en muchos Municipios, Capitales y Gobiernos Estatales a partir de 1989.

La eficacia e innovación al frente de estos gobiernos nos permitió mostrarle a todos los mexicanos que sí era posible gobernar de otra forma.

Las exitosas gestiones de los primeros gobiernos panistas, cambiaron el rostro de la política en México y marcaron la ruta para ganar en el año 2000.

El tercer ciclo se dá cuando ganamos la presidencia.

Después de 61 años de lucha pacífica y persistente llegamos a la Presidencia y tuvimos doce años de gobiernos responsable, de ampliación histórica de libertades y oportunidades.

Gobiernos de transparencia y de transformación que ejercieron la división de poderes, el federalismo  en un México mas democrático.

Como gobiernos, tuvimos logros importantes, aunque debemos reconocer que la expectativa del cambio del sistema político no pudo concluirse, ni ser satisfecha, como lo demandaron los ciudadanos que votaron por nosotros.

En estos 12 años, nuestro partido se convirtió en satélite de los gobiernos emanados de nuestras filas, y en el intento de participar en su ejercicio nos desdibujamos como institución, contaminándonos de todo aquello que tanto criticamos, propiciando una triste alienación de nuestra identidad.

Dejamos de lado nuestra vocación por la autonomía y convertimos al gobierno en nuestro punto de unión, cuando históricamente lo que nos ha unido es nuestra doctrina, nuestros principios y nuestros valores.

Permitimos que se deteriorara nuestra militancia con afiliaciones masivas que devinieron en una mayor falta de identidad y en un  clientelismo que empoderaba a unos cuantos, que no entendieron que nuestro fin primordial al frente del PAN, es cuidar al PAN.

Como consecuencia de estos factores y muchos otros fuimos, perdiendo, el apoyo de los ciudadanos que dejaron de encontrar en nosotros un camino de esperanza y empatía.

Hoy, empezamos un nuevo ciclo.

Un ciclo que nos exige estar a la altura de las exigencias sociales como un partido maduro que aprende de sus errores y se reconfigura para seguir cumpliendo su vocación de la mejor manera posible.

Un nuevo ciclo que incorpore la esencia de nuestros tres ciclos anteriores:

  • Que recupere la mística en nuestra doctrina democrática y humanista
  • Que recupere nuestra capacidad de ganar elecciones a partir de contar con las mejores propuestas, los mejores candidatos y las mejores campañas
  • Que rescate la capacidad de gobernar fieles a nuestros principios y doctrina, manteniendo nuestros compromisos con la agenda del cambio y fortaleciendo a nuestro partido y su trabajo con la ciudadanía.

Este nuevo ciclo nos exige una nueva actitud; nos exige ser leales a nuestra doctrina y a nuestros principios. Nos exige generosidad, humildad y autocrítica, y también nos exige la capacidad de trazar un proyecto a largo plazo que nos vuelva a identificar ante los mexicanos como lo que somos: un partido humanista y liberal que ha apostado toda su vida por democratizar y modernizar a México.

Nuestra esencia humanista, liberal y demócrata es lo que desde 1939 no hizo diferentes y diferenciables. Es lo que nos permitió que la sociedad nos diera espacios de conducción para colocarnos como la fuerza política que moderniza a nuestro país gobernando de manera honesta, transparente y eficaz.

Para volver a encontrarnos con nuestra esencia y poder enfrentar el nuevo ciclo que vivimos hemos depurado el padrón de nuestros militantes, hemos retomado la agenda ciudadana de la transición democrática y hoy presentamos nuevos estatutos.

Quiero agradecer, a la Comisión de Evaluación y Mejora de nuestro partido y de nuestros gobiernos, por el gran esfuerzo invertido, la honesta deliberación y la gran dedicación para elaborar esta propuesta que hoy les presentarán.

Espero la analicen con honestidad y nobleza, pensando en lo mejor para la institución y no pensando en cómo defender intereses o privilegios particulares.

Reciban esta propuesta no como una consigna, ya sea para  torpedearla o para aprobarla acríticamente; sino como una verdadera oportunidad histórica para fortalecer y mejorar al partido.

No caigan en el engaño de pensar que si se aprueba la reforma fortalecen al CEN o a Madero, o que si no se aprueba nada, le ganan al CEN o a Madero; porque lo único que estamos teniendo hoy  es la oportunidad de mejorar o no, los procesos que hemos identificado como disfuncionales para nuestro partido y que requieren su revisión para mejorarlos.

A mi juicio, el éxito de este proceso, no radicará tanto en el número de artículos que se cambien, como en el ánimo y el espíritu de la deliberación y de su eventual votación.

En el ánimo, custodio del patrimonio institucional, y en el espíritu autocrítico y generoso, de orientar nuestra reflexión basada en el interés superior y trascendente que nos hermana.

Por último, permítanme compartirles cuatro grandes criterios que a mi juicio debieran impregnar los nuevos estatutos y su discusión:

1 ¿Qué tanto, estos cambios nos permitirán o no, ser un partido más democrático en nuestra vida interna?

El PAN debe ser un partido que se distinga por su vocación democrática como la mejor forma par tomar decisiones, elegir dirigentes y candidatos y conciliar intereses.

Analicemos, qué tanto estos estatutos, nos permitirán fortalecer la calidad democrática de nuestro partido;

porque mantenemos la convicción, de que la razón la tiene la mayoría de las personas, la mayoría de las veces. Y en esa minoría de las veces en que se tengan razones para recurrir a un método distinto, se logre tener la fortaleza y blindaje ante los tribunales para que no nos desgaste.

Apostémosle a los métodos democráticos para ser consistentes con nuestras convicciones:

Tantos procesos democráticos de elección como sean posibles y tan pocas designaciones como sean necesarias. Pero que esas pocas designaciones puedan ser procesadas con imparcialidad y con robustos criterios normativos.

2 ¿Qué tanto, estos cambios nos permitirán procesar mejor nuestros conflictos internos?

Que tengamos reglas mas claras para procesar las denuncias, las impugnaciones y las sanciones de una forma mas eficiente y expedita.

Que seamos los panistas y no los tribunales los que definan nuestras determinaciones.

3 ¿Qué tanto, estos estatutos nos ayudarán o no a mejorar nuestra eficacia electoral?

Qué propuestas se proponen para mejorar los tiempos y los métodos para elegir nuestros candidatos y mejorar nuestras propuestas y campañas.

4 ¿Qué tanto, estos estatutos nos ayudarán a ser un partido mas abierto y mas vinculado con la sociedad?

Mas comprometido con los ciudadanos y mas aliado a sus causas. Con menor preeminencia de la atención de asuntos endógenos y mayor vocación de atención y servicio a la ciudadanía.

Esta reforma también pone especial atención a nuestra militancia, cualquier comité. Observa la vinculación con los panistas que viven en el extranjero y la obligatoriedad de la capacitación inicial y el refrendo permanente de la militancia mediante actividades específicas.

El refrendo nos permitió saber cuántos y quienes somos.

La reforma de estatutos nos permitirá hacer de la organización interna una fortaleza competitiva con visión ciudadana y mecanismos de resolución de conflictos eficaces que no vuelvan a ser un lastre en tiempos electorales.

La agenda de el cambio democrático y modernizador del país nos mantendrá con rumbo firme.

Vamos por un partido renovado capaz de enfrentar los retos políticos y  electorales que vienen.

Vamos por un partido con identidad, orgulloso de su pasado y de sus resultados y con visión autocrítica.

Vamos por un partido renovado que siga cumpliendo su misión de modernizar y democratizar a México.

Vamos por un PAN mas fuerte y capaz de construir ese México mejor por el que lucharon desde su origen, nuestros fundadores.

Imagen

2 comentarios en “Palabras del Presidente Nacional del PAN al Consejo Nacional

  1. MI LIDER NI COMO AYUDARNOS CADA DIA PEOR YA VI LAS REFORMAS A LOS ESTATUTOS Y CREAME ES MAS DE LO MISMO, TRUCOS PARA FAVORECER APETITOS PERSONALES DE PODER, SON CANDADOS QUE COMO YA LO DIJE, EL MAS INGENUO LOS ABRE Y LOS VIOLA, DE QUE SIRVE ESTO SI NO HAY UNA VERDADERA INTENCION DE HONESTIDAD Y VALORES PARA LOGRAR EL BIEN COMUN, Y PARA CONTESTAR ESTO QUE HOY NOS DICE:

    Por eso, “hoy empezamos un nuevo ciclo, un nuevo ciclo en una nueva realidad, un ciclo que nos exige estar a la altura de las exigencias sociales como un partido maduro y aprende de sus errores y se reconfigura para seguir cumpliendo su vocación de la mejor manera posible”.

    REFORMA DE ESTATUTOS

    Madero pidió a los consejeros nacionales analizar con honestidad y nobleza pensando en lo mejor para la institución y no en cómo defender interés o privilegios.

    “Reciban una propuesta no como una consigna, ya sea para torpedearla o para aprobarla críticamente, sino como una verdadera oportunidad histórica para fortalecer y mejorar al partido”.

    Agregó que “no caigan en el engaño de pensar que sí aprueban la reforma y fortalecen al CEN o fortalecen a Madero, o que si no se aprueban le ganan al CEN o le ganan a Madero, lo único que estamos teniendo hoy es la oportunidad de mejorar o no los procesos que juntos hemos identificados como disfuncionales para nuestro partido y que requieren su reedición para ser mejorados”.

    LE CONTESTO.- SIN VOLUNTAD Y SIN VALORES ESTO SEGUIRA SIENDO UNA “UTOPIA” QUE NOS SEGUIRA LLEVANDO AL FRACASO NO ES ESTA LA FORMULA PARA RECUPERAR EL RUMBO, NO ES TORPEDEARLA ES LA VERDAD, LES FALTA VOLUNTAD Y VISION DE FUTURO, YA HICE MIS PROPUESTAS MUY A TIEMPO Y NUNCA ME TOMARON EN CUENTA….NO SOY DUEÑO DE LA VERDAD, PERO USTEDES NO SE BAJAN DE SU PEDESTAL NI SALEN DEL OLIMPO DE LOS DIOSES, CUANDO SEAN SIMPLES MORTALES SABRAN LO QUE EL PARTIDO NECESITA Y QUE ES LO QUE LA GENTE HUMILDE QUIERE DE NOSOTROS, CONGRUENCIA, SENCILLEZ, HUMILDAD, PROYECTOS QUE IMPULSEN LA DIGNIDAD HUMANA Y NO A GRUPOS DE PODER. EL ESTADO DE MEXICO Y LA ULTIMA DECISION DE USTED ES UN VIVO EJEMPLO DE COMO RETROCEDER AL TIEMPO AMIGO AL TIEMPO

  2. creo que vamos por buen camino, aparte de la reforma de estatutos, fue muy buena la depuración de la militancia; pero creo que es muy importante hacer alianza con otros partidos, por ejemplo si se hubiera hecho alianza con el PRD en esta elección pasada el pri fuera la tercera fuerza ? estamos puestos para cualquier acción un saludo muy cordial a todo el comité nacional, un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s