Contenido y Alcance de la Reforma Estatutaria de Acción Nacional

 1 de noviembre de 2012

Proemio 

La Comisión de Evaluación y Mejora del PAN presenta a los militantes del Partido Acción Nacional, el documento “Contenido y Alcance de la Reforma Estatutaria de Acción Nacional”.

Este documento contiene el resultado de los trabajos y deliberaciones realizados en el seno de la Comisión durante los meses de septiembre y octubre de 2012, los cuales se orientaron al análisis de las bases normativas de Acción Nacional y a conocer la opinión de los militantes del Partido sobre las mismas, a efecto de proponer lineamientos generales para ordenar los trabajos de la reforma estatutaria que tendrá lugar en el mes de marzo de 2013, conforme a la convocatoria a la Asamblea General Extraordinaria expedida por el Comité Ejecutivo Nacional el 15 de octubre de 2012.

En tal sentido, la Comisión pretende impulsar la más amplia discusión posible para concretar la reforma de los Estatutos de Acción Nacional. El presente documento, y en concreto su capítulo VI. Propuesta Conceptual de Contenidos Estatutarios, constituye el punto de partida para ordenar la deliberación que habremos de realizar en el Partido para tales efectos y, por consiguiente, no define contenidos o propuestas específicas, sino que abre paso a la reflexión sobre los temas sustantivos de la institución que son materia de regulación estatutaria.

La Comisión tuvo especial cuidado de que este documento reflejara el sentir de los militantes del PAN quienes participaron en las consultas organizadas por el Comité Ejecutivo Nacional y por la propia Comisión; de igual manera, asumió la responsabilidad de proponer la agenda inicial para construir el proyecto de reforma mediante un proceso ordenado y participativo que nos lleve a diseñar y aprobar los Estatutos que Acción Nacional necesita para afrontar los retos que le depara su responsabilidad en la vida democrática de México.

I. Fundamento de la Comisión.

A propuesta del Presidente Nacional Gustavo Madero Muñoz, el Consejo Nacional en su sesión del 11 de agosto de 2012, por unanimidad de los consejeros presentes, resolvió lo siguiente:

  1. Aprobar la integración de una Comisión de Evaluación y Mejora del PAN que, entre otras cosas, lleve a cabo una consulta amplia para mejorar el funcionamiento del Partido y de sus Gobiernos, para cumplir con su agenda democratizadora y proponga las medidas y acciones que lo permitan, incluyendo las encaminadas a recuperar los valores contenidos en nuestros Principios de Doctrina, y la ética como condición preeminente de nuestra acción política.
  2. Dicha Comisión deberá considerar, entre otros, los temas relacionados con la militancia, la selección de candidatos, la elección de las dirigencias y los mecanismos de financiamiento, para proponer un proyecto de reforma estatutaria. 
  3. Con base en la propuesta de la Comisión de Evaluación y Mejora, a más tardar el 15 de octubre se expedirá una convocatoria para una reforma estatutaria que se presente en una Asamblea Extraordinaria, a realizarse a más tardar en el mes de marzo del 2013. 
  4. Esta Comisión presentará su dictamen en la próxima reunión del Consejo Nacional. 

La Comisión quedó integrada por los Consejeros Nacionales: Luis Felipe Bravo Mena, Germán Martínez Cázares, José César Nava Vázquez, Guadalupe Suárez Ponce, Víctor Hugo Castañeda, José Báez Guerrero, Luisa Maria Calderón Hinojosa, Hugo Alfredo Sánchez Camargo, Alejandro Moreno Abud, María Elena Álvarez Bernal, Jorge Zermeño Infante, Marco Antonio Adame Castillo, Carlos Medina Plascencia, Cecilia Romero Castillo, Fernando Canales Clariond, José González Morfín, Santiago Creel Miranda, Verónica Pérez Herrera, José Arturo Salinas Garza y Juan Francisco Molinar Horcasitas.

II. Visión General. 

La Comisión asumió la responsabilidad conferida por el Consejo, con la clara idea de que el partido necesita propuestas de fondo en temas estatutarios y no estatutarios. Como un primer paso, la Comisión propone este documento conceptual, que da cuenta de las propuestas de reforma estatutaria.

Por diversas razones, el partido ha postergado cambios necesarios; ahora debemos adelantamos a los acontecimientos. Si no nos adaptamos al cambio y no proyectamos nuestra acción política más allá del corto plazo, se seguirán estrechando las opciones disponibles.

Nuestro futuro desarrollo implica asumir las responsabilidades de lo que no hemos hecho o hicimos mal, pero no quedarnos en esto. Debemos innovar a la par de regresar a nuestros orígenes ciudadanos, a nuestra tradición de libertad y deliberación y a ser escuela de ciudadanía y espacio de práctica de virtudes cívicas.

Con esta visión general, la Comisión afirma que una reforma estatutaria ayuda, pero es insuficiente; habremos de actuar de manera inmediata y congruente con nuestros principios de doctrina, para recuperar el proyecto ético y político que dio origen a Acción Nacional, el cual nos permitirá ser nuevamente competitivos.

III. Descripción del trabajo realizado. 

Desde su creación, la Comisión ha tenido trece sesiones. En la primera se votó que la Consejera Cecilia Romero fungiera como Coordinadora de la misma y se determinó elaborar y distribuir un “problemario”, que es un documento que presenta, a manera de dilemas o decisiones polares, los principales temas que serían sujetos de propuestas estatutarias o no estatutarias. El “problemario” fue extensamente discutido en las siguientes sesiones. Los documentos considerados para la elaboración del “problemario”, que también se distribuyeron entre los comisionados, son los siguientes:

  • El del Presidente Nacional denominado: Reflexiones para la Reforma del PAN.
  • Los discursos pronunciados en sesión de Consejo sobre los temas que atañen a la Comisión, tanto por el Presidente Felipe Calderón, como por el Presidente Nacional Gustavo Madero.
  • El firmado por varios expresidentes denominado: Por la Reconstrucción del PAN. 
  • El firmado por diecinueve presidentes de CDE.
  • El firmado por Diputados Federales denominado: Reflexión y Acción, la mejor garantía de futuro. 
  • El presentado por Fernando Canales Clariond y firmado por 31 distinguidos miembros del partido.
  • El informe presentado por la Comisión de Seguimiento al Consejo Nacional.
  • Otros documentos y discursos presentados al Consejo en la misma sesión.

De dicho “problemario” y de las discusiones tenidas en el seno de la Comisión, se creó un cuestionario para militantes y ciudadanos, y se colocó en la página WEB para ser respondido electrónicamente, y como base para las reuniones tenidas en las entidades federativas.

Los temas no estatutarios como los programáticos, electorales, de relación partido-gobiernos, finanzas y de formación y capacitación, son parte sustantiva del trabajo de la Comisión y serán materia de un documento diferente.

A partir del cuestionario y de los insumos mencionados, de la consulta abierta que se inició por internet antes de la creación de la Comisión, de los documentos recibidos con posterioridad por la Comisión y enviados por un gran número de militantes, dirigentes, legisladores y funcionarios, de una encuesta dirigida a los ciudadanos, de reuniones con diversos académicos y expertos y de las discusiones de la propia Comisión, se generó este documento que pretende conceptualizar y servir como base de consulta para el camino que debe seguir el Partido.

IV. Antecedentes y hallazgos de las consultas. 

Los resultados electorales recientes no fueron un suceso inesperado, son parte de un largo devenir, desde la exitosa campaña de 2000. Durante este lapso hubo señales no atendidas, a pesar de que cada proceso electoral nos dio una votación menor que su precedente.

Por todo eso, el CEN del PAN inició consultas a la militancia aún antes de que el Consejo Nacional creara la Comisión de Evaluación y Mejora. En esta sección del informe, presentaremos los hallazgos de cinco diversas vertientes de consulta que se realizaron en este lapso. Las dos primeras provienen de consultas que el CEN ya había iniciado desde antes de la sesión del Consejo Nacional en que instituye la Comisión de Evaluación y Mejora, y las siguientes corresponden a los trabajos de la propia Comisión:

  1. Las 54,252 respuestas recibidas a cuatro preguntas abiertas, que fueron colocadas en la página web del PAN.
  2. Respuestas enviadas a las preguntas específicas que se colocaron al público en la página web del PAN.
  3. La encuesta de opinión levantada entre población abierta, basada en el cuestionario elaborado con base en el problemario, y discutido por la Comisión.
  4. Los informes de los comisionados sobre las sesiones de consulta organizada con los comités estatales del Partido.
  5. Consulta de la Comisión de Evaluación y mejora del PAN realizadas entre los militantes del Partido.

A continuación, se presenta un informe de los hallazgos de esos cinco procesos de consulta.

  1. INFORME DE LAS RESPUESTAS RECIBIDAS A CUATRO PREGUNTAS ABIERTAS, QUE FUERON COLOCADAS EN LA PÁGINA WEB DEL PAN. 

De los cuatro ejes diseñados para consultar a los ciudadanos, la revisión sustantiva busca descifrar lo que es fundamental de la relación del ciudadano con el PAN. Las preguntas son:

¿Por qué un ciudadano debe votar por el PAN?, 
¿Cuál es la tarea del PAN de aquí en adelante?, 
¿Qué discurso debe tener el PAN en su narrativa para jóvenes, mujeres y emprendedores?
¿Cuáles son los atributos que esperas en el PAN? 

¿Por qué un ciudadano debe votar por el PAN?

Quienes respondieron la consulta, señalaron que votan por el PAN porque esperan que el partido actúe conforme a sus Estatutos, principios, valores y doctrina.

En esencia, los valores son un tema que les preocupa a los encuestados, quienes puntualizaron que se deben destacar aquellos relativos a la familia y la necesidad de difundir los pilares del PAN, así como sus logros y las políticas públicas implementadas por sus gobiernos.

Para resolver los problemas municipales, estatales y federales, el ciudadano considera que el PAN cuenta con una plataforma política que, de concretarse, resolvería las necesidades más sentidas de los ciudadanos y reconocen que el PAN, a lo largo de su historia, ha demostrado ser un verdadero y real cambio de rumbo para México.

¿Cuál es la tarea del PAN de aquí en adelante?

Se enfatizan el trabajo directo con los ciudadanos, las campañas de tierra que permitan identificar problemas, la capacitación permanente de funcionarios y de miembros del partido, e incluir en sus decisiones a la sociedad en general.

Muchos coinciden en que se requiere mayor acercamiento con la gente y contacto con la sociedad y la militancia. Señalan sentirse orgullosos de ser panistas, pues durante los gobiernos del PAN se realizaron obras y acciones muy importantes, mismas que se deben difundir con un mensaje eficaz.

Un grupo numeroso sugiere que sea posible afiliarse como activos, sin pasar por la categoría de adherentes. Entre quienes hablan de las incorporaciones al Partido, algunos puntualizan que únicamente deben ser miembros, aquellos que demuestren un verdadero compromiso con el PAN y no sólo busquen su bienestar individual.

Hay voces en favor de una reafiliación con candados efectivos, que no permitan la entrada a personas con malos antecedentes. Quienes solicitan depurar el padrón, manifiestan su interés por determinar de manera puntual qué miembros se han ido a otros partidos o han colaborado con ellos, y se les puedan aplicar las medidas estatutarias correspondientes. Una constante es la solicitud que el control del padrón no quede en el nivel de los Comités Municipales.

Todos los encuestados parecen coincidir en abrir el partido a la sociedad, trabajar verdaderamente con los ciudadanos en tiempos que no son electorales, vincularse con los jóvenes y universitarios, aprovechar las redes sociales y posicionar, para el futuro, candidatos vinculados con la sociedad. Otro tema de cercanía con la gente, es la solicitud de elegir candidatos mediante consulta ciudadana, siempre y cuando sean panistas.

Con frecuencia se propone construir ciudadanía, para hacer que la sociedad vuelva a creer en nosotros. Quieren seguir siendo el partido progresista, responsable, pero sobre todo de personas honestas y transparentes, que logre tener contacto con todos los mexicanos. Se señala que una tarea podría ser la de emprender una cruzada nacional y permanente para predicar la doctrina e ideales del partido, y así volver a vincular al PAN con los ciudadanos.

En el nuevo papel que el PAN jugará, se comenta que no sólo debe ser fuerza de oposición, sino de calidad en el Congreso, para demostrar que se conduce bajo sus principios originales y que así es como velará por los intereses de las personas. Esto ayudaría a recobrar la confianza del ciudadano, mostrando la madurez política que México demanda.

Una tarea más, radica en encontrar modos de trabajo coordinados entre el CEN y las diversas estructuras partidarias Estatales y Municipales. Hay posturas encontradas entre quienes sugieren centralizar más y aquellas que piden lo contrario. Hay sugerencias de reorganizar los cuerpos directivos de los Comités Nacional, Estatales y Municipales con base en su desempeño y que informen cada cuatro meses a sus militantes.

¿Qué discurso debe tener el PAN en su narrativa para jóvenes, mujeres y emprendedores?

Los jóvenes entienden que México requiere ir más rápido y que los tiempos cambiaron; hoy en día las redes sociales juegan un papel preponderante y necesitamos impulsar la comunicación por estos medios, que son los medios de los jóvenes. Se demanda un discurso de reto, de inclusión, formación y desarrollo así como crítico y constructivo con el gobierno.

Otro aspecto que se menciona es la falta de capacitación a los jóvenes, por lo que se llama a impulsarla para enfrentar los nuevos retos de la sociedad moderna y superar la deficiencia de liderazgo. Asimismo, los encuestados consideran importante ofrecer las mejores oportunidades, esperanza, igualdad y confianza a los emprendedores.

Algunos de los que participaron en la consulta señalan que el mensaje debe ser sencillo e incluyente, se debe reformar Acción Juvenil, crear la Red Nacional de Mujeres del PAN, promover la vinculación de partido y diseñar esquemas para los emprendedores e invitarlos a participar con los grupos civiles y ONGs.

Se pide no dejar los temas de deporte, educación,prevención de la drogadicción, becas, ecología y medio ambiente, artes e investigación.

¿Cuáles son los atributos que esperas del PAN?

Se espera que Acción Nacional sea un partido con mística, distinguible de los otros al estar integrado por gente honesta; que sea un partido en el que se viva la doctrina y sus valores, que sea capaz de servir a México empezando desde la familia y sus municipios; un Partido de respeto al Estado de Derecho y a los Derechos Humanos, que defienda las libertades y promueva la economía social de mercado.

Para los encuestados, es importante que el Partido tenga visión de futuro y se mantenga fiel a sus principios con carácter, esperanza, dinámico y fuerte; que siga impulsando el cambio democrático, moderno e inteligente; transparente, sensible, justo y congruente; solidario, representativo, humanista, gestor de servicios, profesional, leal, libre, responsable y de trabajo; sencillo, ordenado, responsable, unido, apegado a la legalidad y que dé resultados.

Entre las respuestas se encuentra también una mayor expectativa de madurez, concordia y desarrollo, de una imagen de mayor trabajo, evitando la corrupción, dejando atrás políticas equivocadas. Un Partido que aprenda de sus errores.

Se espera un Partido incluyente, con mayor vinculación social con todos los sectores, no elitista y en el que la sociedad se pueda ver representada porque lucha por sus libertades. Un Partido que trabaje con núcleos de la sociedad que están ansiosos de participar activamente en la democracia y en la política nacional.

2. RESPUESTAS ENVIADAS A LAS PREGUNTAS ESPECÍFICAS QUE SE PUBLICARON EN LA PÁGINA WEB DEL PAN. 

Dentro de este apartado se analizan los resultados de la encuesta rápida, que consiste en una serie de preguntas cerradas, limitadas a opciones que presentamos a los encuestados.

Al momento de votar para Presidente, ¿qué fue más importante para usted: los candidatos, los partidos que los postularon, o lo que habían hecho los gobiernos del PAN? 

Esta pregunta aborda los factores que motivan el voto. La mayoría de los 7, 572 casos analizados (46%) afirma que basaron su voto en la valoración de los candidatos y en segundo lugar (40%) en el desempeño del gobierno. Sólo 13%, dijo basarse en los partidos para decidir por quién votar.

¿Cuál cree usted que es la principal razón por la que el PAN perdió las elecciones pasadas para Presidente de la República? 

El factor más señalado para explicar el resultado electoral, fue la violencia que resultó del combate a la delincuencia. El segundo factor en importancia fue la candidata. El porcentaje restante, se divide entre quienes le atribuyen estas cuestiones al desempeño del gobierno, a la economía y al Partido.

En las pasadas elecciones presidenciales el PRI hizo alianza con el Partido Verde, el PRD se alió con el partido del Trabajo y el Movimiento Ciudadano. En cambio, el PAN compitió sin aliarse con otro partido. Pensando en las próximas elecciones municipales, estatales y federales, ¿cree usted que el PAN debe aliarse con otro partido o que debe presentarse por sí solo? 

El tema de las alianzas divide al Partido, aunque en una proporción de casi 6 a 4 la mayoría se pronuncia en contra de ellas. Profundizando en el tema, se preguntó:

¿En caso de que la respuesta sea aliarse con otro partido, ¿qué alianza cree usted que sería mejor?

La alianza que más se aprueba es la del PAN con el PRD, casi la mitad de los participantes en la consulta así se expresaron; la menos aprobada es con el PT, un partido pequeño y de izquierda.

¿Cómo debe el PAN elegir a sus candidatos?

Hay una marcada preferencia para abrir los procesos tanto a la ciudadanía como a los miembros adherentes y militantes y la menor proporción mostró expresiones a favor de las designaciones.

Hay quienes piensan que el PAN debe cambiar sus métodos de afiliación. ¿Cuál de las siguientes expresiones se aproxima mejor a su opinión? 

La gran mayoría está a favor de abrir los canales para generar mayor afiliación, pero también se pronuncian por depurar el padrón. Casi en la misma medida de quienes piden depurar el padrón, se encuentran quienes se expresan que los métodos actuales son los correctos.

3. ENCUESTA DE OPINIÓN PÚBLICA LEVANTADA ENTRE POBLACIÓN ABIERTA

A continuación, se presenta el resumen ejecutivo de la encuesta que presentó la agencia de opinión pública contratada, junto con algunas de las gráficas y tablas que la sustenta.

Al PAN en lo general se le reconoce su forma de gobernar, pero al abordar aspectos específicos, la valoración adquiere matices: resulta bien evaluado en cuanto al manejo de programas sociales y la lucha contra la delincuencia pero, a su vez, se le critica la falta de resultados ante la inseguridad y el aumento de los precios.

Al Partido se le reconoce su desempeño basado en principios, aunque muchos de los encuestados comparten la opinión de que no todos sus militantes, candidatos o funcionarios siguen dichos principios como sería deseable. Uno de cada seis simpatizantes, considera que él mismo está distante de esos principios.

Quienes respondieron acerca de las acciones de los comités, hacen referencia a su acercamiento a grupos poblacionales específicos, como es el caso del trabajo dirigido hacia jóvenes y mujeres, que también fue detectado por simpatizantes de la oposición.

Uno de los canales institucionales que mejor repercutió en la suma de adeptos, fue el Comité Municipal. No obstante, el segundo canal de importancia en sumar afiliados fue el de las invitaciones personales.

Las razones principales que motivaron a los simpatizantes a entrar al PAN son los principios del partido, el buen trabajo del gobierno y el apoyo que brinda a la gente.

Al preguntarles a los nuevos simpatizantes panistas por su interés en cambiar su calidad militante de adherente a activo, mostraron poco interés. Lo mismo ocurrió al preguntarles si habían pensado en dejar al PAN, a lo que una gran mayoría respondió que no.

Las opiniones también se dividieron entre quienes dijeron que muchos de los militantes panistas sólo buscan asumir cargos por posiciones de poder, mientras que otros lo hacen por practicar honestamente los principios y objetivos del Partido.

La mayoría de los simpatizantes que respondió a la pregunta de cuál método de selección prefieren al momento de elegir a los candidatos panistas, dijo que debería ser una decisión tomada por la población abierta; sin embargo, otro sector de simpatizantes señaló que deberían ser los militantes activos y adherentes.

Acerca de si es benéfico o no eliminar de los estatutos del PAN la figura de militante adherente, una gran mayoría de partidarios de esta figura señaló su molestia por el planteamiento. Negaron, además, que eso pueda fortalecer al Partido.

No obstante que el PAN es el primer partido que ha postulado a una mujer para la posición política más elevada, hay una opinión más o menos dividida en la apreciación de que el PAN no ha logrado impulsar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el terreno político, por lo cual se comparte el planteamiento de que haya más posiciones para mujeres, pero sigue siendo altamente significativa la proporción de quienes no comparten esta distribución de candidaturas entre hombres y mujeres. En opinión de la ciudadanía, la perspectiva de género sigue estando ausente, de facto, en las posiciones políticas. Esta situación no se atribuye solamente a los partidos, sino al propio manejo que han dado algunas personas al privilegiar el cumplimiento de la cuota de género, más que tomarlo como un elemento estructural de la distribución de posiciones políticas para hombres y mujeres, y como muestra de este hecho se menciona el tema de las “Juanitas”.

En la evaluación del PAN como gobierno, se registra lo esperado: quienes simpatizan con el Partido, tienden a aprobar las frases positivas de valoración y desaprobar aquellas que se formulan en sentido negativo, como la que refiere al PAN como buen partido de oposición pero no para gobernar.

La frase que marcó diferencias entre los simpatizantes del PAN fue la que propone que el Partido debe seguir igual. Los clasificados como PAN-mucho, se distancian de los PAN-poco al contestarla.

Por otro lado, la frase que registró similitudes de respuestas entre simpatizantes del PRI y del PAN es la que se refiere a si 12 años no son suficientes para cambiar el país.

En la mirada de los ciudadanos, la derrota del PAN tanto a nivel nacional como de elecciones estatales, obedece en parte a las malas campañas y los malos candidatos. A nivel nacional, uno de cada diez considera que se debe a las divisiones internas dentro del Partido y una magnitud similar considera que los panistas no fueron leales a su propio Partido. Además, a nivel estatal se percibe que parte de las derrotas fueron producto de un voto de castigo.

Respecto de los elementos de campaña que se comparten, destacan que a la del PAN se le califica como la campaña con las mejores propuestas, a la del PRI con la mejor campaña y mejor candidato, así como la campaña más cara, y el PRD resulta identificado como el que tuvo la campaña más agresiva.

Parte de los malos resultados a nivel estatal se atribuye al desconocimiento de los candidatos y a la falta de difusión de su imagen; asimismo, vuelve a aparecer la sensación de divisiones internas en los comités estatales.

En cuanto a las alianzas con otros partidos, hay una predisposición negativa generalizada. Los casos que generan mayor aversión son aquellos en los que el candidato hubiera renunciado a/o formara parte de otro partido. Los simpatizantes del PAN no están exentos de esta tendencia. No obstante, si el candidato de una posible alianza fuera militante del PAN, tendría más aceptación. A nivel estatal, los simpatizantes panistas y los ciudadanos sin identidad partidaria son los que más se oponen a las alianzas. Con esta posición contrastan los simpatizantes del PRI y del PRD, quienes asienten en que el PAN debería realizar una alianza con el PRI o verde los primeros, y con el PRD los segundos.

En materia legislativa se observa una tendencia análoga a la anterior: los panistas y los ciudadanos independientes expresan una mayor oposición a las alianzas; en cambio, los ciudadanos identificados con el PRI y con el PRD respectivamente, se muestran más anuentes a una alianza del PAN con otros partidos. Las reformas laboral y energética obtienen la mayor anuencia a las alianzas, misma que favorece notablemente al PRI por sobre el PRD.

En relación con las reformas legislativas controvertidas, como es la de la reelección de diputados y alcaldes y la segunda vuelta, el grueso de los encuestados se manifiesta en contra de ellas, aunque los panistas duros tienen un grado mayor de aceptación de ambas reformas. Todos los demás ciudadanos, incluidos los que no tienen una preferencia específica, están al menos en tres cuartas partes contra dichas reformas.

4. INFORMES DE LOS COMISIONADOS SOBRE LAS SESIONES DE CONSULTA REALIZADAS EN LOS 32 COMITÉS DIRECTIVOS ESTATALES DEL PARTIDO

Entre el 11 de septiembre y el 10 de octubre se llevaron a cabo las consultas a la militancia en Aguascalientes, Baja California, Campeche, Chiapas, Coahuila, Distrito Federal, Durango, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas. Dichas reuniones fueron dirigidas por Guadalupe Suárez Ponce, María Elena Álvarez Bernal, Fernando Álvarez Monge, Víctor Hugo Castañeda Soto, Charles Carothers Flores, Daniel Alvarado Martínez, Juan F. Molinar Horcasitas, José Luis Báez Guerrero, Jorge Zermeño Infante, Alejandro Moreno Abud, Luis Felipe Bravo Mena, José González Morfín y Hugo Sánchez Camargo.

Temas más relevantes 

En todos los foros se habló de la formación de cuadros y de la militancia en general; en particular, de los cursos de inducción al partido. Adicionalmente, se comentó sobre el proceso de afiliación, así como de la injerencia del mismo en los métodos de selección de candidatos.

La afiliación fue el tema que dominó en casi todas las entidades. En varias entidades se tocó el tema de la afiliación manipulada y corporativa. En otras muchas se comentó que algunas personas revelan su falta de compromiso con el PAN cuando obtienen algún cargo público. En otros estados se dijo que la afiliación al partido es lenta y poco transparente. En alguna entidad se expuso la necesidad de volver a la afiliación con el aval de dos panistas y de los cursos de inducción, con el objeto de evitar la posibilidad de la afiliación masiva.

En otras entidades, la discusión se centró sobre un padrón abierto o cerrado, la pérdida de identidad panista y el tema de las alianzas, además de que se requiere una militancia que prestigie al partido, ya que las contiendas internas desgastan mucho al candidato ganador, lo que puede costar la elección por actitudes mezquinas de los candidatos perdedores.

Los militantes de Tlaxcala se mostraron a favor de que la afiliación sea accesible y los dirigentes de estructura en desacuerdo por no tener conocimiento de la afiliación en sus municipios. Por otro lado, se encuentra la depuración del padrón; en el Distrito Federal se consideró muy importante y en Durango se detalló que debe facilitarse y mejorarse dicho proceso, tanto por las personas difuntas como por aquellas que abandonaron el PAN y se incorporaron a alguno otro partido.

En Hidalgo, propusieron la eliminación del estatus de miembro adherente o de la temporalidad para poder activar la militancia.

Las designaciones son un tema que en general reportó inconformidades, particularmente en Zacatecas, Distrito Federal, Estado de México y Tamaulipas, donde quieren que los militantes siempre elijan a sus candidatos; la misma apreciación de molestia presentó la designación de dirigentes de los comités municipales en Victoria y Tampico. En esta entidad también se señaló la necesidad de mejorar los perfiles de los candidatos, lograr consensos entre ciudadanía y militancia para elegir candidatos, así como evaluación de gestión de funcionarios. En un sentido similar, en Aguascalientes y en el Distrito Federal se solicitó evaluar a los candidatos y privilegiar el currículum partidario y en Jalisco que se coloque en los puestos de gobierno a los mejores panistas. Adicionalmente, en Hidalgo consideraron que los candidatos deberían ser militantes del Partido.

Con miras a encontrar el mecanismo idóneo de selección de candidatos, se habló de sistemas de selección de la membresía adecuados, lo cual se sumó al tema del centralismo, sobre el que se solicitó buscar esquemas más incluyentes en las estructuras locales.

Los reportes de los comisionados parecen reflejar un problema con las dirigencias estatales; también se reportan quejas de los militantes, pues no se sienten respaldados ni por los dirigentes ni por los funcionarios panistas, y se mostraron molestos con la postulación de candidatos externos, ajenos a la vida panista.

En cuanto a la vida partidaria, en algunas entidades se señaló que los subcomités se encuentran abandonados, que falta acompañamiento del PAN con los gobernantes, que el partido ha dejado de formar cuadros y que los servidores públicos se han desvinculado de la sociedad y tienen poca formación panista, la cual es esencial para que se apeguen más a los principios de doctrina y buen gobierno para generar bien común. Otra observación relevante, es en torno a la falta de aplicación de sanciones en el Partido.

La eliminación de la figura de delegados, en el caso de los comités municipales, controlar las internas en los medios de comunicación y ponerle caducidad a la figura de adherente, son algunas de las peticiones, a las cuales se suman las que sugieren que, en lugar de subcomités, se regrese a la figura de comités distritales.

En otras entidades se asegura que el CEN no sabe lo que pasa localmente. En algún estado se mencionó que existe simulación de campañas. Se habló también sobre el restablecimiento del carnet y de las cuotas, así como que desaparezca la restricción de los dirigentes para ser candidatos y que se incluya en los consejos estatales, ex-oficio, a los ex-presidentes estatales.

Propuestas.

En la mayor parte de las entidades, se hicieron diversas sugerencias para la estructura, selección de candidatos, organización del partido y formación de cuadros; además, se solicitó seguimiento y evaluación a la estructura.

Sobre la formación de las estructuras, muchos estados solicitaron cumplir bien la capacitación; se sugirió una escuela de ciudadanos y una universidad panista, capacitar a los candidatos, a los que se les debería dar seguimiento para que tengan compromiso con el partido y con los panistas.

Para la elección de candidatos, hay diversas posturas: mientras que algunos afirmaron que los candidatos deberían elegirse con un método mixto, hubo quien solicitó que los consejos elijan a los candidatos. Adicionalmente, se sugieren pruebas antidoping y de confianza a cualquier candidato, incluidos los que buscan dirigir al Partido y se consideró que la elección de candidatos debe ser por miembros activos y sólo designar en casos extraordinarios. Hubo peticiones de quitar la prohibición de renunciar un año antes a los comités, para competir en las elecciones.

En lo que se refiere a las dirigencias locales, algunas entidades solicitaron que la elección sea a través de la militancia y no los de consejeros, que los candidatos al Comité Directivo Estatal presenten un plan de trabajo cuando se postulen, y que estén sujetos a vigilancia, por razón de la transparencia, en el uso de los recursos.

Además, se dijo que para ser dirigente debería pedirse un perfil mínimo de actividades partidarias y de congruencia con los valores y principios de Acción Nacional. También sobre las designaciones, en alguna entidad se consideró que cada Comité Directivo Municipal debería tener derecho de designar a dos regidores por planilla en lugares preferentes.

En cuanto a los miembros del Partido, en algunas entidades señalaron que sólo debería existir la figura de miembros activos y que la afiliación sea desburocratizada y con ágil proceso de salida, además de que vuelva a ser a través de los comités municipales. Adicionalmente, se solicitó detener la afiliación masiva de personas sin mística panista y que continúe de forma personal, sin presión y evitando que ésta sea corporativa, o se haga impulsada por algún aspirante a ocupar un puesto de elección popular. Finalmente, se hizo énfasis en que la presencia panista no debe limitarse a los procesos electorales, con el objeto de vincular más al partido con la sociedad.

Conclusiones 

En general, los comisionados reportaron que se percibió bien el ejercicio, la organización y la participación de los militantes, de quienes se contó con gente de varios municipios en cada estado, con jóvenes, mujeres y distintos liderazgos de los estados, lo que enriqueció los foros.

En casi todos los estados se nota una preocupación en torno a la militancia, la afiliación de ciudadanos, el padrón, la permanencia en el Partido y la formación de cuadros y de verdaderos panistas, adicional a una firme capacitación no sólo de doctrina y principios panistas, sino sobre los estatutos y reglamentos del Partido. Pero además, en algunos se dejó claro que las dirigencias se encuentran apartadas de los miembros en general, o que han actuado de manera contraria a los principios del Partido, por lo que se llama a modificar los requisitos para presidir los comités estatales y de cómo elegir a las dirigencias.

Asimismo, hay inquietudes sobre la selección de candidatos, tanto por el método (muchos no quieren que se designe sino que los militantes elijan) como por el perfil; pero también, que una vez electos no pierdan los valores panistas ni se desapeguen del Partido.

En algunos estados se señala que hay personas que han actuado deshonestamente para hacerse de candidaturas y de cargos directivos en el PAN. En otros se notó cierto sesgo en la asistencia de los militantes, ya fueran de un solo grupo o de una sola ciudad, en otro un notorio desconocimiento de los procedimientos internos del Partido, mientras que en otros lugares se notó gran entusiasmo en participar.

En algunas entidades, se manifestó cierta desconfianza en el trabajo y en los buenos resultados de la Comisión.

5. CONSULTA DE LA COMISIÓN DE EVALUACIÓN Y MEJORA DEL PAN REALIZADAS ENTRE LOS MILITANTES DEL PARTIDO. 

En los foros que se organizaron con la militancia panista, se realizó una encuesta de 105 preguntas organizadas en 11 secciones diseñadas, originalmente, para la militancia (aunque 7% declaró no ser militante del Partido).

Este estudio tenía la finalidad de analizar el sentimiento y visión del Partido, la percepción, afinidad, organización del Partido, la actuación de los gobiernos panistas, entre otros temas, para así identificar las áreas de oportunidad como Partido para fortalecernos para las próximas elecciones.

Los resultados, por subtema, se analizan en el presente reporte.

Perfil sociodemográfico 

Del 100% de las encuestas levantadas en los Comités Estatales de 20 Estados de la República, los primeros resultados arrojan que el 93% de los encuestados son militantes del partido, mientras que el 7% son ajenos; se revela que el 65% de quienes contestaron la encuesta son hombres y 35% mujeres.

Del total de las panistas que contestaron la encuesta, el 86% son miembros activos y el 14% son miembros adherentes.

Encontramos que los encuestados del Partido, en su mayoría cuentan con un nivel educativo alto.

En cuanto a la ocupación principal de nuestros encuestados, las principales ocupaciones son empleados de gobierno, trabajadores por su propia cuenta y profesionistas (20, 17 y 16% respectivamente).

Identidad 

En este eje, los resultados arrojaron que es importante que el Partido se mantenga fiel a sus principios, por lo que desaprueban la postura que han tomado algunos miembros de alejarse de aquéllos; otros consideran que el Partido sigue fiel a sus principios. Vale la pena subrayar que la opinión de los militantes es, en casi todos los aspectos, más crítica que la de los ciudadanos en general.

Dentro de la encuesta, se observa un predominio de la opinión que manifiesta que el Partido se ha extraviado: 32% elige los valores extremos, que significan que la actuación del Partido se ha alejado de sus principios (6 y 7 en la escala), contra sólo 19% que elige los valores extremos, que significan que el Partido actúa de acuerdo a sus principios (valores 1 y 2 de la escala).

Nota: El orden de las respuestas es de acuerdo a la evaluación negativa-positiva, siendo la más negativa Se ha alejado completamente y la más positiva Continúa completamente apegado. Siguiendo esa consideración, la evaluación neutra correspondería a lo señalado en color amarillo.

En este tenor de identificación de la vida política interna y del sentimiento de identidad, es una constante que nuestros liderazgos: llámense dirigentes, candidatos, gobernadores o presidentes municipales, resultan muy mal evaluados; la mayoría cree que no son congruentes con los principios del Partido.

Nuestros encuestados opinan que los dirigentes del CEN del PAN no son congruentes en un 61% mientras que el 39% opina que sí.

En cuanto a los gobernadores o presidentes municipales emanados del Partido, el 67% opina que no son congruentes contra un 33% que considera si lo son.

En un ámbito más local, los dirigentes de los comités estatales en su actuación dentro del Partido no son congruentes con los principios, según los resultados, mostrando que un 58% dice que no son congruentes, mientras que el 42% opina que su conducta es congruente.

En cuanto a la calificación de los candidatos del PAN y su congruencia con los principios, se ve un claro rechazo y desaprobación del 70%; sólo el 30% opina que su actuación es congruente.

Gobiernos panistas

En este apartado, se evaluó la actuación de los gobiernos del PAN (en el caso de que los encuestados hayan sido gobernados por panistas): la relación de los gobiernos locales y el federal con el Partido, y las consideraciones en torno a los gabinetes de los gobernantes panistas.

Los resultados arrojaron que el 88% ha sido gobernado por panistas, ya sea gobernador o presidente municipal y que, en términos generales, evalúan bien a los gobiernos del PAN, es decir, que se encuentran satisfechos, aunque esperaban un gobierno con más presencia de los militantes.

Una gran fortaleza que tiene el Partido, de acuerdo con la opinión de los encuestados, se debe a los resultados de los programas sociales, la estabilidad económica, la transparencia y el combate a la violencia. En ese sentido, la tercera parte (36%) consideró que el gobierno se desempeñó muy bien en el combate al crimen organizado (frente a 5% que reprobó esa acción). Adicionalmente, también se evaluó positivamente la limpieza de las policías, el combate a la pobreza, la creación de empleos y el apoyo a las mujeres.

En cuanto al apoyo y acompañamiento de los grupos intermedios, no se reconoce que haya habido cercanía con la gente y que fue muy poca la atención a clases medias y jóvenes, así como el apoyo a pequeños y medianos empresarios, a pesar de que tradicionalmente constituyen grupos importantes de apoyo a nuestro Partido.

Afiliación 

En este tema se analizan los resultados de doce preguntas sobre el proceso de afiliación al Partido.

Ante el cuestionamiento ¿Durante su proceso de afiliación, usted tuvo algún problema para afiliarse o no tuvo ningún problema?, el 32% manifestó que sí tuvo problemas, mientras que el resto no y, en ambos casos, el 92% acudió a su comité municipal para afiliarse, 4% lo hizo por internet y el 4% restante utilizó internet y luego acudió a su comité municipal/delegacional. Los militantes que son activos observaron en un 40% que fueron invitados para ser afiliados, mientras que el 60% restante decidió acudir por sí solo a completar este proceso.

De los militantes adherentes encuestados, 75% ha pensado en los próximos meses volverse militante activo, mientras el 25% por el momento no piensa en esa opción o dice que no. Se observa una fuerte división de los participantes en las consultas respecto al tema de conservar o eliminar la figura de adherente, pues 59% de los militantes se manifestó en contra. Sin embargo, 43% considera que el PAN se fortalecería en el caso que eso ocurriera.

En el estudio se puede observar que el 80% de los militantes del PAN siguen firmes con el Partido y nunca han pensado en dejar sus filas, mientras un 20% sí lo ha pensado.

Prácticamente tres cuartas partes de los encuestados (73%), considera que hay muchos militantes que sólo se afiliaron al Partido para buscar posiciones de poder, mientras 27% sí cree que se afiliaron para practicar los objetivos y principios de Acción Nacional.

En relación a la pregunta ¿Qué tan urgente considera Usted que el CEN del PAN depure el padrón de militantes: mucho, algo, poco o nada urgente?, los resultados arrojados fueron: Mucho 76%, Algo 15%, Poco 5%, Nada 0%. En sentido similar a este cuestionamiento, se encuentra el del proceso de refrendo del que sólo se enteró el 80%; de igual manera, 65% del total de entrevistados conoce la importancia de refrendar su militancia y está de acuerdo totalmente en ir y hacerlo, 22% está de acuerdo y 13% en desacuerdo (total o algo).

A la pregunta ¿Cuál cree usted que sea el mejor método de selección para elegir a los candidatos panistas?, observamos que el 31% señala que el voto de militantes activos es el mejor método de selección de candidatos, 27% prefiere el voto de militantes activos y adherentes. Es decir, casi 6 de cada 10 prefieren alguna forma del actual método ordinario. La elección abierta a la población tiene más apoyo (18%), que las designaciones (4%).

En relación a la injerencia que debe tener el CEN del PAN en la designación de los candidatos a presidentes municipales, se observa que la mayoría (44%) opina que ninguna, 21% poca, 18% con alguna, 17% mucha.

En cuanto a qué tanta injerencia cree usted que debe tener el CEN del PAN en la designación de los candidatos a gobernador, 21% señala que mucha, 24% que alguna, poca un 23% y ninguna 32%.

En cuanto al perfil para candidatos del PAN, el 34% señala que debe recaer en una persona que tenga posibilidades de ganar, el 66% se inclina por el perfil de una persona más comprometida con los principios del Partido.

Los atributos más importantes que deben reunir nuestros candidatos, en opinión de los encuestados, es el de la honestidad con un 32%, cercanía con la gente 31% y capacidad para gobernar 23%. En proporciones mucho menores, se señalan la preparación y estudios 5%, el ser carismático 4%, trabajador 2% y un 3% sugirió otras opciones.

Organización 

En cuanto a las mejores opciones para organizar el Partido y dar mejores resultados, se señala:

Al evaluar las formas en que se comunican los comités directivos estatales con sus militantes (información/noticias/documentos), el 33% señala que solamente algunas veces se recibe comunicación, 25% dice que rara vez se recibe, frecuentemente el 25% y un 17% comenta que nunca la recibe.

En el ámbito municipal, sobre este mismo tema de la comunicación, el 30% comenta que algunas veces se comunican con ellos, el 27% que frecuentemente, que rara vez se comunican un 23% y que nunca se comunican un 20%.

La opinión sobre la forma en que trabaja el Comité Ejecutivo Nacional del partido está dividida: un 57% lo desaprueba mucho o algo, y 43% lo aprueba mucho o algo.

En el nivel estatal, la proporción de quienes desaprueban contra los que aprueban es de 2 a 1 en contra: el 64% desaprueba mucho o algo su manera de trabajar, contra 36% que aprueba mucho o algo.

En el campo municipal las cifras son mejores, pues aunque están divididas, la mayoría aprueba: 42% desaprueba mucho o algo contra 58% que aprueba algo o mucho.

Los porcentajes encontrados en cuanto a la afirmación: Las condiciones políticas en México varían de estado a estado por lo que es necesario que los comités estatales del Partido tengan más independencia del CEN, ya que conocen mejor las características locales, nos dicen que el 46% está totalmente de acuerdo, el 37% está de acuerdo, el 10% en desacuerdo y totalmente en desacuerdo en un 7%. Es una proporción de 83% de acuerdo con la expresión, contra 27% que no coinciden.

En el tema de las aportaciones en efectivo de parte de los militantes al Partido, el 55% está a favor de este esquema recaudatorio y se opone un 45%.

En cuanto a la idea de dar más facultades al CEN para consolidar la imagen y la coherencia del PAN a nivel nacional, hay una división casi a mitades: 52% está de acuerdo total o parcialmente, contra 48% que está en desacuerdo total o parcialmente con esa idea.

Participación 

La mayoría de los encuestados consideraron que no se ha trabajado lo suficiente en casi todos los grupos de la sociedad civil, tanto en organizaciones empresariales como en las no gubernamentales, de mujeres, sociales, agrarias, religiosas, deportivas, líderes vecinales, universidades, jóvenes y otras. Empero, las organizaciones con las que se percibió que mejor se trabajó, fue en el caso de las de mujeres.

Relación con otros gobiernos 

La mayoría de los encuestados cree que hubo una relación de colaboración, respecto de los que opinaron que hubo confrontación.

De manera específica, la mayoría piensa que Acción Nacional y el Gobierno Federal jugaron los papeles que les correspondía, seguido por los que pensaban que fue el Partido quien se subordinó al gobierno. Muy pocos piensan que fue en el sentido inverso.

De igual modo, hay un amplio consenso sobre la formación de los gobiernos panistas, en el sentido de que deben ser formados por militantes, aunque no sean los mejores para el puesto.

En cuanto al desempeño del Gobierno Federal, se piensa que los gobiernos panistas han sido más honestos, transparentes, eficientes, trabajadores, capaces, combatido mejor la pobreza, mejorado la economía, combatido el crimen, y apoyado a las mujeres.

Se señala, sin embargo, que no han tenido a las mejores personas para gobernar, y que han fomentando ligeramente el nepotismo.

Mirando a futuro, de cara a nuestro papel como oposición, la gran mayoría se pronuncia por una relación de colaboración, pero paradójicamente expresan que el Partido debe oponerse a casi todas las iniciativas de EPN.

Por último, un número importante de encuestados piensa que los militantes deben aceptar una invitación de EPN para formar parte de su gobierno.

Evaluación de autoridades 

En esta sección se preguntó sobre la aprobación del trabajo del Presidente Calderón y el Gobierno Federal en general, los gobiernos de los estados y sobre la expectativa que se tenía del PAN en el Gobierno Federal.

En general, se evalúa bien el desempeño de Felipe Calderón (91% de aprobación, mucha 54% y algo 37%), mientras que en los gobiernos estatales son prácticamente reprobados por más de la mitad de los encuestados (el 45% los desaprueba mucho y el 11% algo) contra la tercera parte que sólo los aprueba algo (31 por ciento).

Llama la atención que, aunque los encuestados en general calificaron bien a la administración federal panista, casi la mitad (46%) comentó que el PAN hizo menos de lo que esperaba. Aun así, reconocen la estabilidad económica y el combate al crimen organizado (31 y 18% respectivamente) como los principales logros de los gobiernos panistas en los últimos 12 años (las dos administraciones federales).

La cuarta parte (25%) de los encuestados, consideró como el fracaso más grande de los gobiernos panistas de estos 12 años, la falta de comunicación de sus logros. Asimismo,

otros consideraron que no se combatieron privilegios indebidos de los sindicatos y grupos específicos (12%) ni los monopolios o intereses de otros grupos específicos (9%) y que no hubo una reducción significativa de la pobreza ni de la corrupción (10% en cada caso).

Alianzas 

En este subtema de la encuesta, se cuestionó sobre la formación de alianzas electorales y legislativas.

Se observó una aprobación mayoritaria (57 contra 43%) a la formación de alianzas electorales, en particular cuando el candidato en cuestión es panista (67% dijo estar a favor y solo 33% en contra) o ciudadano (59% aprobaría, mientras que 41% no). Por el contrario, se mostraron en contra de una alianza si el candidato fuera de otro partido (56% contra 44%) o hubiera renunciado a otro partido con anterioridad (57% contra 43%).

Al preguntar sobre las dos reformas estructurales a las que el PAN debería darles prioridad, los encuestados destacaron la Laboral (30%) y la Energética o de Pemex (26%). Sin embargo, un 30% adicional de las opiniones lo abarcan las reformas Fiscal, Política y Electoral.

Relacionado con las reformas Política y Electoral, se cuestionó sobre la reducción del financiamiento público y permitir el financiamiento privado en campañas electorales, introducir segunda vuelta en la elección presidencial y de gobernador y la reducción de legisladores de representación proporcional. En el primer caso (reducir el financiamiento público), poco más de la mitad se manifestaron a favor (53%); sobre la segunda vuelta, tanto para presidente de la República como para gobernador, fue notoria la oposición (68% en el caso de la presidencial y 66% para gobernador), contrario a la propuesta de eliminar a los 200 diputados y 28 senadores de representación proporcional, que fue apoyada por casi dos terceras partes de los entrevistados (73 por ciento).

Género 

Para este apartado, se hicieron preguntas con el objetivo de profundizar más en el tema. Los resultados fueron interesantes e importantes, pues se cuestionó sobre los comités, la cuota de género, la presencia –o no– de “juanitas” y la existencia –o no– de puestos exclusivos para las mujeres.

Dentro de los órganos directivos de los comités municipal o estatal, más de la mitad de los entrevistados no consideran que haya buena representación de mujeres (58% en comités municipales y 57% en estatales).

En cuanto a las cuotas de género, el 64% se expresó a favor de ellas y 61% consideraron que los panistas de sus estados sí comentaron que se respetan.

Un tema más polémico es el de las llamadas “juanitas”, en relación con la pregunta de si son una realidad en los estados. Los porcentajes observados en el estudio fue de 41% que asegura que las mujeres candidatas sólo existen para cubrir la cuota correspondiente y después pedir su renuncia, contra 59% que opina lo contrario.

Se cuestionó si consideran que en los diversos estados se deben dar más candidaturas a las mujeres o no, y las respuestas se inclinaron más en que sí deberían darse más candidaturas (59%), contra 38% que opina que las candidaturas a mujeres están bien como se encuentran en este momento.

Por otro lado, al preguntar si el PAN ha impulsado lo suficiente para que las oportunidades entre hombres y mujeres sean iguales, la respuesta fue muy positiva, ya que más de la mitad (60%) cree que sí se ha hecho adecuadamente, con lo que vemos que es una de las acciones que el Partido tiene como ventaja.

Para terminar con el apartado, nos encontramos con que un 54% de los encuestados estarían en contra de que ciertas candidaturas se les dejaran sólo a mujeres

Campañas 

A pregunta expresa sobre los tres principales factores en la derrota presidencial de 2012, los encuestados consideraron los siguientes:

Como puede verse, la mayoría de las razones esgrimidas (57%) son endógenas (divisiones internas 22%, mala campaña 20%, mala selección de candidata 8%, panistas votando por otro candidato 7%), por encima de las causas atribuibles al gobierno (mala comunicación gubernamental de logros 10%, mal trabajo del Gobierno Federal 3%) o al PRI (rebase de tope de gastos y compra de votos 11%, mejor campaña del PRI 3%,mejor candidato 2%).

V. Consideraciones Generales. 

  1. Existe un amplio consenso, tanto en las consultas como en los documentos recibidos, en orden a reafirmar los contenidos de la doctrina del Partido y la vigencia de nuestros principios; asimismo, una parte muy importante de las respuestas señala que es su pensamiento y doctrina lo que justifica el voto por el PAN y que brinda a sus militantes el orgullo de la pertenencia.
  2. Más allá de la congruencia que debe haber en la militancia y en la vida personal, se aprecia que hay un insuficiente conocimiento de la doctrina, que después se manifiesta en falta de sentido de pertenencia, de incentivos para la acción política y, finalmente, en los problemas éticos que vivimos y que se exteriorizan como hechos percibidos como incongruencia o corrupción, tanto en la acción partidaria como de gobierno.
  3. Una opinión frecuente es que se debe incrementar la calidad de la militancia, promoviendo la afiliación de quienes se identifican con los principios y valores de Acción Nacional, y están en la disposición de trabajar. Por ello, junto con mecanismos de depuración, se deben encontrar otros que eviten que la afiliación y el padrón de miembros se manipulen indebidamente, con miras a la selección de candidatos o a la elección de dirigencias. Asimismo, hay una consideración general de que la afiliación debe continuar siendo individual, voluntaria y abierta.
  4. Hay una tendencia relevante a favor de que exista una sola categoría de militante teniendo, asimismo, espacios para la rica contribución de los muchos simpatizantes que tiene el Partido y que desean actuar con diversos grados de compromiso con el pensamiento y el quehacer de éste.
  5. Es frecuente el llamado a volver a ser escuela de ciudadanía, y a practicar las virtudes cívicas que han caracterizado al Partido y a sus militantes. De la misma importancia, se considera que el PAN debe encontrar fórmulas para dirigir su acción a los ciudadanos de fuera del Partido y no encerrarse en sí mismo. Se insiste en que a los ciudadanos debemos escucharlos, de ciudadano panista a ciudadano no panista, retomar sus causas y promover una democracia participativa, provocando la coparticipación.
  6. Existe la percepción generalizada de que las diferencias internas deben resolverse preferentemente al interior de los órganos del Partido, mediante procedimientos simples y de rápida aplicación, evitando al máximo el litigio en tribunales y aplicando sanciones justas y oportunas, como un medio importante para recuperar el orden institucional en Acción Nacional.
  7. Se considera que lo anterior debe ir acompañado de reglas para propiciar que el Partido vuelva a tener una dinámica democrática y deliberativa, donde se sostengan discusiones amplias y respetuosas en las que no se inhiban las expresiones y señalamientos críticos sobre la situación y desempeño del PAN, pero donde tampoco prosperen los altercados irrespetuosos, las afirmaciones dolosas, las filtraciones y todas aquellas expresiones ajenas a un marco de deliberación.
  8. Hay la propuesta de que existan sanciones partidarias a las acciones ilícitas de los funcionarios y de los legisladores, en el momento que esto genere convicción en los órganos competentes, con objeto de proteger la imagen del Partido y que, cuando sea necesario aplicar sanciones, es fundamental que las mismas sirvan no sólo para castigar conductas contrarias a los fines de Acción Nacional, sino además para recuperar el orden y abatir la impunidad que erosiona el acatamiento de los Estatutos, reglamentos y acuerdos de los órganos directivos del PAN.
  9. Con relación a las atribuciones de los diferentes órganos, hay opiniones diversas, pero prima la idea de que deben servir para dar la mayor eficacia y unidad a la acción partidaria.
  10. Sobre la elección de candidatos, hay diversos señalamientos en el sentido de que el perfil de quienes nos representen debe mejorar sustancialmente. Necesitamos candidatos competitivos y con afinidad partidaria, aplicando los procesos de selección que faciliten lo anterior y permitan adaptarse mejor a la competencia electoral que deberá enfrentar el Partido. Asimismo, los procesos deben disminuir su conflictividad y permitir que quienes sean seleccionados, puedan proyectarse mejor ante la sociedad, contar con mecanismos que resuelvan las impugnaciones con rapidez, incorporar criterios de género y aplicarse con transparencia.

VI. Propuesta Conceptual de contenidos estatutarios. 

  1. Filosofía del proyecto.

a. Se propone la construcción de un nuevo estatuto. El actual es resultado de numerosas modificaciones en sentidos diversos y en sucesivas reformas parciales, y nuestra última transformación estatutaria se hizo con una perspectiva de muy corto plazo, estableciendo rigideces y dejando pocas alternativas para enfrentar los cambios que hoy vivimos o los que viviremos.

El PAN demanda cambios que preparen al Partido para nuestro tiempo y circunstancia. Esto significa asumir la dinámica política y partidaria, más allá de lo inmediato, para trascender el corto plazo a través de Estatutos anclados, tanto en los principios como en una clara percepción de la realidad política, que permitan al Partido enfrentar las transformaciones y los retos del entorno con rapidez y flexibilidad.

El nuevo Estatuto tendrá un horizonte que abarque la próxima generación, y nos oriente a trazar líneas de acción que nos den la capacidad de dirigir y transformar el futuro. Especialmente, deberá incluir acciones afirmativas que garanticen la inclusión de las mujeres e impulsen los cambios necesarios para asegurar la igualdad de oportunidades para todos.

Por ello es convicción de esta Comisión que la propuesta más adecuada es la creación de nuevos Estatutos que den congruencia a nuestro marco jurídico, quiten lo que está mal, cimienten cuanto está bien, regeneren lo que se ha dañado y construyan las normas que necesitamos para el futuro.

b. Se plantea que el nuevo Estatuto se finque en los siguientes lineamientos generales:

i. Sostener sin cambio las definiciones institucionales que se encuentran en el Capítulo Primero del texto en vigor y que contienen la denominación, objeto, duración, domicilio, lema, emblema y distintivo electoral.

ii. Reafirmar el propósito original de ser un Partido democrático, abierto, que activamente atrae hombres y mujeres identificados con Acción Nacional, quienes libremente se afilian para participar en la vida pública con generosidad, para influir positivamente en la comunidad donde viven, cumpliendo con sus derechos y obligaciones con el Partido.

iii. La política de género deberá ser un tema transversal a todo el Partido, como parte de sus principios y vida cotidiana, tanto hacia el interior como en la conformación y funcionamiento de estructuras y los espacios de representación popular y cargos de gobierno.

iv. Brindar al Partido un sentido de prospectiva, que le permita mirar al futuro para guiar a México desde nuestras acciones presentes.

v. En los procesos de selección de candidatos y dirigentes, respetando la equidad de género, deberá considerarse, la ética, capacidades técnicas, historial partidario y resultados de quienes aspiren a esos cargos.

vi. En la vida partidaria se deben estimular los valores éticos, los méritos, la capacidad de servicio y la lealtad al Partido. En este sentido y con objeto de preservar la transparencia y democracia esenciales a nuestros procesos, se buscará desincentivar y sancionar la formación de grupos que, respondiendo a intereses parciales, utilicen relaciones laborales de subordinación u otras formas de manipulación, sea en el padrón o en los espacios de decisión que tiene el partido, para influir sobre nuestro desarrollo institucional.

vii. Ser un instrumento normativo sencillo y adaptable, para enfrentar las circunstancias variables que nos depare el futuro y con una semántica acorde a su importancia y asequible para los mexicanos de nuestro tiempo. Consecuentemente, los aspectos de detalle e incluso de proceso, que se definen en el Estatuto actual, deberán remitirse a los respectivos reglamentos.

viii. Debe estimularse el trabajo voluntario y honorífico en el Partido. Los derechos, obligaciones y prerrogativas de los órganos directivos y de los militantes, deberán guardar relación con el cumplimiento de responsabilidades y la obtención de resultados objetivos.

ix. En congruencia con nuestro origen ciudadano, debemos generar incentivos para que el Partido y sus militantes dirijan primordialmente su acción hacia los ciudadanos.

x. El Partido debe ser más eficiente en su proceso de toma de decisiones, con objeto de enfrentar mejor el futuro y sus realidades políticas variables.

xi. Consolidar los espacios institucionales, para asegurar una adecuada deliberación entre militantes y configurar instancias definitivas en el Partido, para resolver los conflictos internos, procurando evitar, en la medida de lo posible, los litigios ante tribunales.

xii. Fortalecer la capacidad local de gestión del Partido y recuperar nuestra capacidad de organizarnos en una sola acción nacional, movilizando las voluntades de todos sus dirigentes y militantes, en torno de directrices nacionales.

xiii. Atender los contenidos intrínsecos de cada tema, pero también las relaciones que guardan entre sí, para contar con estatutos y reglamentos coherentes.

2. Identidad y temas fundamentales de Acción Nacional.

a. Los principios del PAN no fueron materia de cuestionamiento y por tanto no lo son de propuesta en esta reforma.

b. Una opinión generalizada ha sido la falta de acción congruente de los panistas con esos principios, pues su pérdida nos ha llevado a desdibujar nuestra identidad. En este sentido, unos Estatutos que abran los espacios del partido para que los militantes ejerzan la actividad política, y orienten al Partido con base en sus principios, es consistente con el sentir de la gran mayoría de los consultados.

c. Tanto en los temas estatutarios como en los no estatutarios, consideramos los aspectos éticos como preeminentes y transversales a toda la acción del Partido.

3. Aspectos estructurales.

Con base en los principios generales propuestos, esta Comisión considera que debemos especialmente atender:

a. Trasladar el capítulo primero de los estatutos vigentes a los nuevos estatutos.

b. Afiliación, permanencia, refrendo y salida del Partido. La afiliación al Partido debe ser de carácter individual, voluntaria y a través de un procedimiento abierto, simple y directo.

La permanencia en el Partido debe corresponder a un modelo de militancia participativa, que implique la colaboración en las actividades organizadas por los comités, su participación en procesos de formación y capacitación, su presencia en actividades políticas y de campaña, la representación del PAN en procesos electorales, su actividad proselitista, así como las demás que representen la promoción de los objetivos y fines de Acción Nacional.

La realización de las actividades señaladas acreditará el cumplimiento de obligaciones por los militantes, y la falta de participación activa y permanente en los objetivos del Partido, conllevará la pérdida del carácter de militante.

Los comités tienen una obligación correlativa de contar con programas para el trabajo de los militantes. En todas las actividades debe atenderse la razón doctrinaria que motiva ese trabajo.

El refrendo de la militancia en Acción Nacional, debe dejar de ser un acto periódico definido por el Comité Nacional, para pasar a ser una cotidiana reafirmación de la identidad y el compromiso que tenemos los militantes.

La salida del Partido ocurrirá a través de procedimientos ágiles, ya sea por fallecimiento, renuncia, aplicación de sanción, o baja automática por causas objetivas y verificables que definan los Estatutos.

c. Del Padrón, conformación, actualización y depuración. El padrón vigente deberá sujetares a un proceso de depuración y actualización permanente que evite y sancione toda conducta orientada a sesgar o manipular su uso, particularmente en los procesos internos. El padrón debe reflejar la militancia que voluntaria y libremente ha decidido participar en Acción Nacional.

d. De los militantes y simpatizantes. En concordancia con su génesis ciudadana, el saberse y sentirse panista no está circunscrito a los ciudadanos que estamos inscritos en el Registro Nacional de Miembros, sino que abarca una amplia gama de mexicanos que voluntariamente han asumido actividades y compromisos que van, desde la emisión del voto, hasta la colaboración activa en los trabajos partidarios, para la construcción del bien común con una visión humanista.

Esta reforma propone definir la pertenencia del militante y vincularla, con su disposición al cumplimiento sistemático y disciplinado de los objetivos del Partido.

Los militantes tendrán derecho a participar en las decisiones, dirección y candidaturas del Partido, siempre y cuando cumplan con los perfiles, requisitos y obligaciones que les señalen los propios Estatutos y el reglamento correspondiente, bajo un esquema claro y simple. Los Estatutos preverán los periodos que deban transcurrir para poder votar en procesos internos, o acceder a cargos directivos en los consejos y comités del Partido.

Los simpatizantes, como personas identificadas con los postulados de Acción Nacional son, junto con los militantes, la mayor riqueza con la que contamos. Su búsqueda y la comunicación con ellos son determinantes para nuestro futuro. Por ello se propone contar con una base de datos siempre abierta y a partir de la cual podrán ser informados para asistir a los eventos públicos del PAN, recibir formación y capacitación, participar en las campañas y en otras actividades que determine el reglamento respectivo. No será un requisito haber sido registrado como simpatizante, para ser militante.

Los actuales miembros adherentes, podrán optar por ser militantes o simpatizantes cumpliendo, en cada caso, con los requisitos que señalen el estatuto y los reglamentos respectivos.

e. La elección de candidatos. La definición del método de selección de candidatos es de naturaleza política y, por tanto, no dependerá de la Comisión Nacional de Elecciones, que se mantendrá como órgano de naturaleza técnica, responsable de los procesos electorales. Dicha determinación y todas las de naturaleza política, deben atender a colocar al Partido en la posición electoral más competitiva, y su definición quedará a cargo del órgano político correspondiente.

En los procesos de elección interna, debemos evitar prohibiciones que nos limiten política y operativamente; simplificar su normatividad, aplicación y requisitos; hacerlo unitario y ágil, para limitar los elementos del proceso que llevan a interminables controversias en instancias partidarias y jurisdiccionales externas, proyectar el proceso de selección para que nos dé el impulso necesario para aumentar nuestra competitividad electoral, e introducir combinaciones que nos permitan encontrar los candidatos con identidad panista, reconocimiento social y mayor competitividad.

f. De los órganos directivos y de los consejos. El Partido seguirá estructurado a partir de asambleas, que darán origen a los consejos y comités directivos de jurisdicción nacional y local.

Los métodos democráticos para la conformación de órganos directivos y consejos, deben complementarse con medios que armonicen gobernabilidad con pluralidad, con objeto de enriquecer el debate interno y permitir, por su medio, encontrar los mejores planes e incluir a todos los panistas en la acción partidaria.

En la selección de los integrantes de estos órganos, se deberá considerar el mérito y la orientación a resultados de sus integrantes, mismos que deberán acreditar durante su periodo en el cargo.

El Partido debe tener la posibilidad de adaptar la conformación de sus estructuras a las necesidades operativas y políticas, con objeto de tener la mayor eficiencia y eficacia en la consecución de sus objetivos.

En la conformación de los órganos directivos y de los consejos, se deben encontrar los perfiles más adecuados, que consideren tiempos de militancia más extensos y un número de integrantes que les permitan a aquéllos ser representativos, al mismo tiempo que faciliten la deliberación y la toma de decisiones, así como establecer calendarios de renovación que incorporen los tiempos electorales.

g. Las facultades y obligaciones de los órganos directivos. Deben ser adecuadas para el ejercicio de sus competencias estatutarias, con una estructura jerárquica que actualice el principio de organización para asegurar su unidad, coordinación y eficacia, propiciando un desempeño eficaz que mire los objetivos del Partido y lo dirija al bien común de la sociedad a la que debemos servir.

Entre las obligaciones inherentes a su responsabilidad, los comités directivos deben contar con un proceso de planeación que permita tener claridad en sus objetivos de corto, mediano y largo plazos, y los indicadores de resultados que darán cuenta del trabajo realizado.

En este sentido, deben estar sujetos a una estricta rendición de cuentas que permita la medición de su trabajo, su orientación a resultados y la aplicación de los recursos.

De acuerdo a valoraciones objetivas, los órganos superiores contarán con las atribuciones adecuadas para revisar, supervisar y sancionar las decisiones y vigencia de los comités directivos bajo su jurisdicción.

h. La disciplina partidaria. Las causales de aplicación de sanciones deben quedar claramente establecidas, con el objeto de facilitar su resolución y la definitividad de la decisión que se tome.

 Los procedimientos disciplinarios deben ser sencillos, con tiempo suficiente para su desahogo y con garantías adecuadas para las partes involucradas.

El Comité Nacional o un órgano de alto nivel por definirse, tendrá la facultad para imponer medidas cautelares en los casos de corrupción fehaciente, en otros asuntos de grave responsabilidad, o en aquellos que dañen la imagen del Partido.

Las Comisiones de Orden contarán con procedimientos expeditos para sancionar a quienes hayan incurrido en las causales que queden definidos en los Estatutos y reglamentos respectivos.

Asimismo, habrá mecanismos de baja automática para aquellas conductas que así defina el Estatuto.

Debe establecerse, de manera totalmente clara, el procedimiento de baja automática en las causales que prevea el Estatuto

i. La vinculación con la sociedad. La vinculación con la sociedad debe dejar de ser sólo la función de un área, para ser transversal a todo el Partido y formar parte de la acción central del quehacer del panista y, por tanto, reconocida como una forma de militancia. Los trabajos en esta materia deben estar orientados a logros en el bien común, a través de causas concretas y por los medios que se consideren idóneos para temas de interés relevante del Partido. Su labor se coordinará en los respectivos comités directivos.

j. De los legisladores y funcionarios públicos. Los funcionarios públicos y los legisladores emanados de Acción Nacional, tienen el deber, en un marco de disciplina, legalidad y ética, de adecuar su agenda a la plataforma política y de contribuir con trabajo y económicamente, en el desarrollo del propio Partido.

3 comentarios en “Contenido y Alcance de la Reforma Estatutaria de Acción Nacional

  1. que bueno que se agan reformas, siempre y cuando se tome en cuenta a la membresia, para iniciar a vivir la democracia.

  2. El equipo de asesores de la Mtra. Rosario Robles, Secretaria de SEDESOL, liderado por el Lic. Enrique González Tiburcio, Coordinador de Asesores, está conformado por gente inexperta, que no cubre con el perfil para cumplir con la tarea de nada menos que asesorar en materia social a la Mtra. Rosario Robles; no obstante, tienen altos puestos con altas remuneraciones, ejemplo de esto es:
    El Director de Apoyo al Diseño de la Política Social, solamente cuenta con el 97% de la carrera de Licenciado en Economía, por la UNAM, por lo que se entiende no cuenta con el título profesional de Licenciado, tal como lo muestra la constancia que expide esa Universidad, pero ocupa el puesto de Director de Área, nivel MB2, percibiendo una remuneración total bruto de más de 65 mil pesos mensuales, como lo señala el POT de la SEDESOL en su página electrónica.
    La información puede ratificarse en la respuesta otorgada por la SEDESOL a la solicitud de acceso a la información con número de folio 0002000054213 realizada vía INFOMEX.
    ¿Cómo es que el Sr. García, que no cuenta con un título profesional, ni siquiera con la carrera terminada, ya que según la constancia expedida por la UNAM, señala que no tiene cubierto el 100% de la carrera, puede ocupar un puesto de Director, asesorando en materia social a la C. Secretaria, y percibiendo un sueldo de más de 65 mil pesos mensuales, agregándole además que el currículo proporcionado en dicha respuesta, muestra la poca experiencia del Sr. García en el tema?
    Para ocupar una dirección en la administración pública se sabe que es un requisito además de contar con experiencia, contar con el título profesional.
    ¿Cuántos asesores más del equipo del Sr. González están en esa misma situación, no titulados, con poca experiencia en el tema o no cubren con el perfil que exige tan importante tarea que es asesorar a la titular de SEDESOL? ¿Es nepotismo? ¿Será que el Sr. González ignora el funcionamiento de dicha coordinación? ¿A cargo de quién está definir y echar andar las políticas sociales de este país?
    Exigimos la renuncia inmediata del Sr. García a su cargo, porque es un insulto a la población, es una tomada de pelo que alguien que no tiene el perfil profesional, ni el nivel de escolaridad requerido, este en el equipo de asesores tomando decisiones importantes para el país, para la población y para los pobres ¿qué rumbo tomará la política social con un equipo de asesores que no tiene ni idea de lo que están haciendo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s